Y siguen las Ventanas dando…

Ayer, 18 de enero, Andre Missé escribió para El País el siguiente artículo, el cual transcribo completo:

La Comisión acusa otra vez a Microsoft de abuso de mercado

Unir Internet Explorer y Windows impide la competencia

La Comisión Europa ha acusado de nuevo a Microsoft por abuso de posición dominante al vincular su navegador Internet Explorer con su sistema operativo Windows, que emplean el 90% de los ordenadores personales que funcionan en el mundo. Las autoridades comunitarias notificaron el pasado viernes por la noche el pliego de cargos a la compañía norteamericana.

En sus conclusiones preliminares, los servicios de la Competencia sostienen que al atar su navegador Internet Explorer con su sistema operativo Windows, Microsoft “perjudica la competencia entre los navegadores de la red, destruye la posibilidad de innovación de los productos y reduce las oportunidades de elección de los consumidores”.

Microsoft ya fue sancionada por la Comisión Europea en 2004, con 497 millones de euros, por abuso de posición dominante, al vincular su sistema operativo Windows al reproductor multimedia Windows Media Player. La sentencia, que fue confirmada por el Tribunal de las Comunidades Europeas en 2007, exigió a Microsoft que ofreciera una versión de su sistema operativo Windows sin Windows Media Player a los fabricantes de ordenadores personales o al venderlo a los usuarios finales.

Varias sanciones

La compañía norteamericana ha sufrido además otras dos sanciones de Bruselas. Una en 2006 de 280 millones por no dar a la competencia la necesaria información para que fuera efectiva la operatividad y otra, en 2007, de 899 millones de euros, la más elevada a una sola empresa, por no aplicar las medidas correctivas adoptadas en 2004, que ponían fin a su posición de cuasi monopolio en este mercado.

La acusación podría tener un impacto importante en la batalla entre los navegadores -Firefox y Chrome, de Google, entre ellos-.

Los competidores internacionales de Microsoft han de confiar forzosamente en las actuaciones de Bruselas, que se ha erigido en la referencia mundial de la defensa de la competencia en este sector, ante la escasa efectividad de las autoridades estadounidenses.

Microsoft dispone de ocho semanas para presentar sus alegaciones a las acusaciones de la Comisión, después de las cuales tendrá derecho a ser oída. Además, si se confirman las conclusiones preliminares de las investigaciones realizadas, la compañía fundada por Bill Gates podría ser sancionada de nuevo y ser requerida para que “cesara el abuso”.


Anuncios

Escribe un comentario

Required fields are marked *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: